Mesas Petalo de Charlotte Perriand (1951)

Mesas Petalo de Charlotte Perriand (1951)

¿Y quien es Charlotte Perriand? Pues ella es mi diseñadora favorita de muebles, una bestia parda que revolucionó el diseño de la mano de Le Corbusier, con el que colaboró en cientos de muebles que en muchos casos la gente reconoce como sólo de él pese a ser de ambos.

Os dejo un poco de su bio:

“Charlotte Perriand se unió sin fisuras al movimiento cultural de las vanguardias que, desde las primeras décadas del siglo XX, aportó un profundo cambio en los valores estéticos y creó una sensibilidad realmente moderna frente a la vida diaria. En este contexto, su contribución específica se centra en la estructuración del interiorismo, concebido como creación de una nueva forma de vida, y todavía hoy en día corazón del estilo de vida contemporáneo.
En el marco de la historia del mobiliario del siglo XX, la llegada de la modernidad hizo posible la audacia emprendedora de esta auténtica reformadora del diseño de interiores. Al principio de su carrera profesional, fue aclamada por los críticos por su “”Bar bajo el techo””, expuesto en el Salon d’Automne en 1927 y construido totalmente en cobre niquelado y aluminio anodizado. En ese mismo año, cuando solo tenía veinticuatro años, comenzó su colaboración, de una década, con Le Corbusier y Pierre Jeanneret, en el famoso estudio de diseño situado en el 35 de rue de Sèvres, París.”
Eso si que era feminismo y no lo de ahora, codo con codo con los grandes con esa sonrisa que la caracterizaba y ese ingenio sin límites que convertía en bello todo lo que tocaba.
Estas mesitas las he elegido por lo lúdicas que son, por la belleza de los colores y su estructura orgánica única entre los trabajos de este titán del diseño.
Os dejo la descripción de Cassina el estudio que las reedita actualmente:
“Sistema de cinco mesas auxiliares. Estructura de metal negro mate. Los tableros de las mesas tienen forma triangular, esquinas redondeadas y están lacados en los siguientes colores: rojo, gris, amarillo, verde y azul. También se encuentran disponibles versiones con los tableros de roble natural o teñido de negro.
Estas mesas fueron diseñadas en 1951 para las salas de la universidad de la ciudad de Antony, cerca de París, pero nunca se llegaron a producir. Estas mesas anidadas multicolores, gracias a sus formas orgánicas, se pueden colocar juntas de muchas maneras; son perfectas para aprovechar al máximo cualquier espacio, independientemente de donde se coloquen.”
Reconozco que las mesas de centro modulares me fascinan, y que las oportunidades que dan en las casas actuales para su uso en muchas posiciones creo que son un auténtico acierto.
Rendiros a Perriand y nunca volveréis a mirar un mueble igual!
Mesas Petalo de Charlotte Perriand (1951)
Mesas Petalo de Charlotte Perriand (1951)
Mesas Petalo de Charlotte Perriand (1951)
Mesas Petalo de Charlotte Perriand (1951)
Mesas Petalo de Charlotte Perriand (1951)

Related Products

Your email address will not be published. Required fields are marked *