Cómo hay que comer y cocinar para llevar una buena vida

El título del post de hoy tiene truco, los títulos como éste que he elegido atraen a muchos lectores ávidos de trucos para vivir bien con poco trabajo, o, simplemente, para depurar las claves de una vida saludable  en pocas líneas. Este post no es de esos, este post quizás sea todo lo contrario, pero os puedo asegurar que este post tiene la clave para vivir, comer y sentirte mejor contigo mismo.

Como todos sabéis ya, soy Farmacéutico, Nutricionista y un cocinero amateur al que le encanta todo lo que rodea a los alimentos, desde la compra a emplatar para una comida o un tupper. Soy lo que podemos llamar un enamorado de los alimentos, y de una cocina que los ensalce y no los maltrate.

Cuando comencé con este camino de Lo que me sale de la cocina, elegí el nombre con mucha sentido, ya que creo que reivindica el hacer lo que te de la gana… ¡en la cocina! Hace años cocinaba, pero menos; quizás sólo lo hacia la mitad de los días de la semana y con atajos, con prisas, bajando a las 10 de la noche al supermercado más cercano porque faltaba algo o resolviendo la papeleta cenando o comiendo fuera.

 

Cómo hay que comer y cocinar para llevar una buena vida

La razón principal para este comportamiento era el TIEMPO, ya que como muchos de vosotros, no tenía tiempo en absoluto para nada, y también necesitaba mi cuota de descanso cada noche para ver una serie y desconectar. Así que casi cada día me sentía culpable por no poner en práctica lo que había estudiado y adoraba, y al tiempo me seguía excusando con la falta de tiempo. Quizás hayan sido los años, los libros de Michael Pollan, o los libros de cocina que me regala Mer Zubi, pero esto ha cambiado, y mucho.

Poco a poco me dí cuenta del poco cariño que le ponemos a la comida, de las prisas con la que la hacemos, y de que somos capaces de cocinar en 2 horas 1 semana entera y pensar que es algo normal.  No soy fan del batch cooking para todo, lo reconozco, se pueden tener unas bases pero no todo para calentar, y creo además que no es bueno a la larga.

Los alimentos y la cocina nutren nuestro organismo y nuestro alma, son parte de nuestra cultura y lo llevamos en nuestros genes (algún día escribiré de este tema) y es un pilar de nuestra existencia sin el cual morimos. No creo que Netflix pueda decir lo mismo de su contenido, la verdad, pero sorprendentemente, mucha gente dedica más tiempo a ver series, y ¡hasta programas de cocina y cocineros! que a cocinar, lo que no deja de ser una paradoja bastante interesante.

Cómo hay que comer y cocinar para llevar una buena vida
Cómo hay que comer y cocinar para llevar una buena vida

Veneramos la comida, somos capaces de viajar para comer algo en un sitio X, y los chefs y proveedores han logrado un status impensable hace pocos años… pero fuera de nuestra cocina. Y ¡esto tiene que cambiar!

Reivindico la vuelta a la cocina, ese cuarto que diseñamos con mimo en las reformas pero que muchas veces sólo sirve para calentar comida; reivindico la vuelta a los alimentos, y reivindico la vuelta a pasar tiempo con la comida.

Lo que escribo aquí no es un capricho, una venada de nutricionista o una pataleta contra Netflix, es un cambio que hay que hacer por nuestro bien. Cuando éramos pequeños, nuestras madres y abuelas cocinaban a diario, compraban en el mercado y servían la comida en la mesa, ¿no? Después de esa generación hemos crecido nosotros, de los cuales, digamos que cocinamos algo el 50%, y eso es lo que se ve en nuestras casas. Si la mitad ya hemos fallado, la generación de nuestros hijos se presenta dantesca, y de la cual es posible que sólo un 25% cocine y dedique tiempo a los alimentos, con el consabido menoscabo de su salud. (Mirad los datos epidemiológicos de diabetes tipo II en niños americanos porque nosotros vamos detrás).

Hay que ir a la compra, elegir, aprender recetas, tener platos bonitos, sentarnos, disfrutar y compartir, ¿por qué no? en Instagram. La cocina es un arte que juega con colores, texturas, volúmenes y sabores, y que es capaz de transmitir más con un bocado que cualquier otra experiencia que podamos vivir.

Además, tenemos que cocinar por una razón muy sencilla, porque gracias a la cocina estamos vivos, porque nos nutre y porque es el mejor médico que existe en el planeta. Desde aquí abogo por la obligación de todos de dedicarle a la cocina el tiempo necesario en consonancia con su importancia vital, y, además, ¡disfrutarlo! (pero eso ya lo hablaremos en otro post)

Espero generar un poco de reflexión con este post y que alguno más se venga al lado oscuro de la cocina.

Cómo hay que comer y cocinar para llevar una buena vida
Cómo hay que comer y cocinar para llevar una buena vida

Lista de regalos para creativos

Lista de regalos para creativos
Ser creativo es una de las capacidades más divertidas del mundo, pero al mismo tiempo puede ser una losa, jajaja, siempre buscando el siguiente oh! me encanta!!. Estas han sido las cosas que me han flipado a mí este año, y esta es mi lista creativa de ... leer más

Lista de regalos para viajeros

Lista de regalos para viajeros
Dicen que somos expertas en viajar, pero no es del todo correcto, en lo que somos expertas es en ser muy prácticas y no dejamos nada al azar. También es verdad que como nos obsesionan las listas y no olvidar nada, hemos ido perfeccionando un sistema y unos productos que se han vuelto imprescindibles. ... leer más

Lista de regalos de navidad de Elena

Lista de regalos de navidad de Elena
“Queridos Reyes Magos, este año me he portado regular, y os pido…”. Así comenzaban, cada año, mis cartas a Sus Majestades. Era un momento importante en la vida de cualquier niño, llevaba meses intentando portarme muy bien y era típico de los padres usar este pre-periodo navideño, para presionar aún más a que sus ... leer más

Lista de Regalos para Foodies

Lista de Regalos para Foodies
Me encanta hacer listas de cosas que me gustan, así meto lo más personal en la mía privada, y luego me hago unas cuántas más de mis aficiones. Sé que soy una aprovechada, pero si me toca a mi escribir, esto es lo que pasa. ¡Si te gusta cocinar, comer y las cosas bonitas, ... leer más