Conciliar no es sólo cosa de madres

Estos últimos años no dejo de oir hablar de la conciliación, y veo en mis redes sociales que las Malas Madres están empujando con todas sus fuerzas para conseguir cambios sustanciales en esta parcela, pero creo que no pueden ser sólo ellas las que lo hagan, ya que conciliar nos atañe a todos.

Yo no tengo hijos, pero tengo una vida, una familia, unos amigos con los que quiero pasar tiempo, y sobre todo quiero pasar tiempo conmigo misma.

Conciliar no es sólo cosa de madres

 

Reflexionando sobre mi conciliación me doy cuenta de varias cosas que he hecho en esa dirección y que conciden con cualquier familia. He ajustado mis horarios a mi tipo de vida, he dejado de hacer cosas para tener tiempo de hacer otras y he renunciado a determinados cambios por mantener el status quo actual. Pero mi caso es especial, soy una empresaria que junto con mi hermana hemos creado un entorno laboral a nuestra medida y esto no está al alcance de todos.

Para crear este entorno a mi medida he llevado a cabo un proceso de estudio de mi vida, de mis rutinas y de mis necesidades que me ha hecho configurar mi vida a mi medida y darme cuenta con más claridad de los problemas de los que no tienen esa posibilidad.

¿Porqué que pasa de los que viven a 1 hora de su trabajo en hora punta? ¿de las moles de oficinas en las afueras? ¿de los barrios residenciales sin tiendas?¿de tener que ir a comprar a un centro comercial? Creo que ahí está el problema para conciliar.

Si cada mañana hay que montarnos en un coche con o sin niños, ir al colegio a 20 minutos, después a un trabajo a 30 minutos de distancia, llevarnos la comida que hemos hecho en casa en un tupper, aguantar a compañeros que pierden el tiempo en el trabajo o salen a fumar constantemente y que mis 6 horas megaproductivas parezcan nada al lado de las 12 horas de procrastinación de otros, salir corriendo a recoger niños otros 30 minutos, llevarles a alguna actividad, volar a casa, hacer deberes, preparar cena, baños, mi comida del día de mañana, e incluso ver una serie y terminar el día casi sin vivir. En este caso hay niños, pero cuando no los hay la vida es muy parecida, normalmente con mas horas de trabajo o con tus propias actividades extraescolares o deporte para no perder la última actividad de moda, o el último restaurante a descubrir.

Esto no es vida, esto no es conciliar.

No enfrentamos a un nuevo mundo en el cual es muy posible que nadie vaya a tener jubilación, que trabajemos toda nuestra vida y que en este trabajo dejemos parte de nuestra felicidad. Así que abogo por un cambio que va más allá de la hora de salida o entrada del trabajo, o el teletrabajo, abogo por un cambio en la sociedad que es necesario para todos.

Los cambios deben ser mayores y deben pensarse desde la ciudad en la que vivimos, la casa que nos da cobijo y la salud que tenemos que tener. De nada sirve que se recomiende comer bien, hacer ejercicio y dormir 8 horas si pasamos horas en desplazamientos inútiles o en esperas sin sentido, nuestro tiempo es valioso y no estira por mucho que lo intentemos, así que veamos donde podemos mejorar.

Creo que todo el mundo debe vivir en entornos cercanos a su trabajo, en barrios grandes donde ir a trabajar, comprar, ir al colegio y vivir, a distancias accesibles a pie con las que ahorrar tiempo y contaminación y creo que en esto debe ayudar toda la sociedad.

Creo que el gobierno debe ayudar a este cambio, ¿cómo? Potenciando que los trabajos, las casas y los servicios se encuentren en el mismo barrio, que se premie a las empresas que en vez de levantar moles donde todo el mundo debe llegar en coche contaminando, aboguen por crear lugares de trabajo a menor escala donde trabajar cerca de casa o en casa por supuesto, cerca de un parque para hacer ejercicio, cerca de un mercado para hacer la compra, cerca de un colegio donde estudien los niños y que al final la sensación de comunidad, la seguridad en la calle y la calidad de vida sean mayores.

Y por supuesto esto aplica a hombres y mujeres, todos son responsables de una vida en sociedad sana, y como es bien sabido, hace falta una tribu para criar un hijo.

Así que vamos a defender de una vez todos nuestra felicidad, porque conciliar es vivir!

¿Cuál es tu destino?

¿Cuál es tu destino?
Si hay algo que nos encanta es viajar, no hace falta que os lo digamos. Se acerca la Semana Santa y no solo es difícil elegir el destino adecuado ¡si no que es más difícil aún hacer la maleta! En zubi sabemos lo complicado que es querer llevárselo todo y por ello hemos establecido unas ... leer más

Tu casa siempre limpia y ordenada

Tu casa siempre limpia y ordenada
Descubrir el canal  Orden y limpieza en casa puede cambiar la vida de cualquiera. Quién no quiere vivir en paz y armonía con un entorno lleno de orden. Alicia Iglesias es coach profesional de organización. Como fans suyos que somos la hemos invitado para que lidere nuestro próximo curso sobre limpieza en casa. Siempre da ... leer más

Nuestros favoritos de Reebok para hacer defensa personal

Nuestros favoritos de Reebok para hacer defensa personal
Este fin de semana tenemos nuestro curso de defensa personal con Reebok, así que aprovechando que necesitamos algo de ropa, nos hemos montado la lista de la compra perfecta! Mallas Yoga Ombré Me pierden las mallas con zonas opacas y ... leer más

El gran esfuerzo de comer bien

El gran esfuerzo de comer bien
Me hace muchísima gracia cuando escucho a gente decir que comer bien es fácil, pero mucha gracia. Es teóricamente fácil, sin duda, las reglas son sencillísimas, coges el susodicho plato de Harvard, y dices, la mitad verdura, planto un brócoli, un cuarto de hidratos, pasta, y un cuarto proteína, pechuga de pollo. Y ahora ... leer más