Butaca Torres Clavé (1937)

Siempre he pensado que el mejor diseño se encuentra en las piezas silenciosas, en esas que parece que no están, pero que sin ellas nada sería lo mismo. La butaca Torres Clavé se encuentra en esa categoría, la has visto 1000 veces, incluso cada vez parece una distinta, pero os aseguro que suele ser la misma, y algún día formará parte de nuestra casa.

Esta butaca me lleva irremediablemente al verano y al Mediterráneo, a un siesta bajo la parra oyendo los grillos y el susurro del viento. Me lleva a la felicidad!

Apúntate a nuestra lista de espera Déjanos tu email para avisarte tan pronto este producto vuelva a tener stock, te llegará un acceso directo a la compra y serás el primero en recibirlo