Charlando con Esther Martinez sobre el empoderamiento de la mujer rural

El podcast de esta semana nos hace especial ilusión, ya que lo hacemos con una persona que pertenece a la familia zubi y que consideramos también de la nuestra propia. Esther Martínez es la primera trabajadora que contratamos hace ya 4 años en Almonacid del Marquesado, Cuenca, donde tenemos nuestro taller. Ella ya conocía nuestros bolsos, lo que no sabía es que se acabaría convirtiendo en alguien indispensable y de total confianza para nosotras. Responsable de Logística y Producción, Esther se encarga de llevar a nuestras costureras, de la gestión de los talleres de Gijón y de todos los pedidos a proveedores que hacemos en España. Hablamos hoy con esta súper mujer de qué supone para ella trabajar desde su pueblo, al que tiene un amor incondicional; de los pros y los contras de vivir allí y de cómo cree que debería plantearse el futuro para que la gente vuelva a vivir en zonas rurales.

 

Esther nació en Almonacid del Marquesado hace ya treinta y tantos años, un pueblo que actualmente cuenta con unos 300 habitantes. Estudió Administración y Dirección de Empresas en Cuenca y terminó sus estudios justo cuando comenzó la crisis. Estuvo dos años de un lado a otro, hasta que finalmente decidió volver a su pueblo. Allí se presentó a una entrevista de trabajo para zubi, de la que Mer quedó impresionada de lo lista, organizada y espabilada que era y es. Se siente muy orgullosa de Almonacid y es, sin duda, su mejor embajadora, ya que ha llegado a organizar un curso-festival de música clásica de renombre a nivel internacional que se celebra cada verano desde hace 2 años.

 

Ha vivido también la evolución que ha tenido la mujer en las zonas rurales, en las que hace unos años, que tuvieran estudios universitarios, parecía una quimera. Es muy consciente de la importancia que tiene que los pueblos tengan una buena red de internet que les permita estar conectados con el mundo a todos los niveles, una lucha que actualmente les impide crecer todo lo que les gustaría en estas zonas. Tarda 5 minutos andando al trabajo y presume de la calma y la paz que reinan allí cada día, donde el estrés y las prisas brillan por su ausencia. La única desventaja que encuentra de vivir en un pueblo es la baja prestación de servicios sanitarios y ciertos trámites administrativos, que les obligan a desplazarse a las ciudades más cercanas. De esto y de la necesidad del cambio de mentalidad que cree que necesita la gente respecto a las zonas rurales, hablamos en nuestro podcast de hoy. Un podcast que te hará mirar ese pueblo en el que veraneas con otros ojos y preguntarte ¿y si fuera más feliz viviendo aquí?

Charlando con Esther Martinez sobre el empoderamiento de la mujer rural
Charlando con Esther Martinez sobre el empoderamiento de la mujer rural
Charlando con Esther Martinez sobre el empoderamiento de la mujer rural

Charlando con Gemma Corral sobre joyas, subastas y piezas y oficios únicos

Charlando con Gemma Corral sobre joyas, subastas y piezas y oficios únicos
Siempre me he sentido atraída por las joyas. Lucirlas, verlas en otras personas… Todo ese halo de sofisticación, de historia y de tradición que las rodea. A veces las joyas pueden resultar un tanto frívolas, pero no olvidemos que detrás de cada pieza hay un artesano (o varios) que han trabajado con sus manos ... leer más

Charlando con Jesús Terrés sobre ser consciente del momento

Charlando con Jesús Terrés sobre ser consciente del momento
El año pasado llegó a mis manos el libro Nada Importa de Jesús Terrés como un regalo. Ya había visto la portada y me sonaba de instagram, no hilé el nombre con artículos de revistas que había leído hasta leer el primer texto… ese texto! Una carta de un padre a su hija animándola a vivir la vida ... leer más

Charlando con zubi sobre lo que cuesta hacer la ropa que llevas

Charlando con zubi sobre lo que cuesta hacer la ropa que llevas
La idea de hablar del precio de los productos surgió tras un comentario en instagram sobre el precio de uno de nuestros bolsos, y que comentaba que eran caros para ella. Frente a este tipo de comentarios yo siempre tengo una respuesta: No soy cara, soy justa. Puede parecer una respuesta chula, pero cada ... leer más