Marquina 1961 (1961)

Tan copiada la pobre, pero tan maravillosa! Esta aceitera tiene sólo 2 piezas que se conectan por rozamiento, lo que hace que pase aire al interior al tiempo que sale el aceite ¿No es ingenioso? Para mi es absolutamente genial.

Como decía Mies Van der Rohe, “Dios está en los detalles” y esta aceitera está llena de ellos. No te manchas porque lo que gotee cae de nuevo, tiene una base ancha para no caerse aunque la des un golpe, no necesita asa porque la coges directamente del cuello para servirte, y para rellenarla sólo hay que quitar la parte de arriba y verter el contenido.

Apúntate a nuestra lista de espera Déjanos tu email para avisarte tan pronto este producto vuelva a tener stock, te llegará un acceso directo a la compra y serás el primero en recibirlo