Y el mindfulness llegó a mi vida

Escribo esto tras una semana en la que he conseguido meditar los 5 días seguidos y por tanto me siento legítima por fin para hablaros del Mindfulness.

Hace ya mas de 10 años que me compré mi primer libro de meditación. Era un librito pequeño de color verde con tapas duras y un CD, sí un CD, como si fuera la primera entrega de un coleccionable por fascículos. Me leí el librito en una tarde. Hablaba de los diferentes tipos de meditación y sus beneficios. Soy una persona muy nerviosa, la cabeza siempre me va a mil, y necesitaba algo que me hiciera vaciarla. Así que, tras el libro me puse el CD y empecé con el ejercicio. Empezaba, como siempre, con las respiraciones, contando y sintiendo por donde pasa el aire y, tras bajar así las tensiones, me guiaba en una visualización de mí misma en un campo verde y soleado, donde se respiraba paz y aire puro. Me ENCANTÓ. Cuando terminé me sentía calmada y despierta.

Y el mindfulness llegó a mi vida

Desde entonces he pasado varias fases, pero desde hace unos años, lo que mejor me funciona por su facilidad y su contenido, es meditar con una app de mindfulness que se llama Headspace.

El mindfulness promete ayudarte a liberar la mente de todo el ruido y los pensamientos que se agolpan, centrándote en una sola cosa y de esta manera, aprendiendo a ver las emociones, tanto buenas como malas, desde fuera, como si te sentaras en plan espectador dentro de tu cabeza a observar la frustración o el estrés. De esta manera consigues desvincularte emocionalmente de esas malas emociones y así puedes dejarlas pasar.

Juega con la respiración – punto básico y principal – y las visualizaciones, que me encantan. Y, a veces, inicia las sesiones o los packs nuevos con videos explicativos de dibujos animados en los que, de la manera más clara posible, te muestran lo que pasa en tu cabeza. La visualización que es el punto de partida, es la del cielo azul. Tu cabeza, cuando está en calma, es como un cielo azul sin nubes ni tormentas, en el que vuelan y pían pajaritos y todo es felicidad. Pero cuando tus pensamientos entran en conflicto y aparecen la ansiedad y los miedos, se empiezan a amontonar como nubes y tormentas impidiéndote ver que, siempre detrás, sigue el cielo azul. En cuanto los ves, los identificas y te alejas, esas nubes también se alejan y aparece tu cielo azul. Pero no olvides que siempre está ahí y  que está en tu mano volver a él.

Este mindfulness que practico, como os decía, es fácil de llevar a cabo. Tiene meditaciones desde 1 minuto de duración, aunque yo casi siempre, ya que me siento, hago de 10 minutos. Hay meditaciones de más tiempo también y están agrupadas por packs dependiendo de tu objetivo, desde la generosidad, el estrés, la ansiedad, la competitividad… Puedes practicarla en cualquier parte, en un ambiente calmado y es fácil en todos los aspectos. La única pega para algunos, es que está en inglés. Es bastante básico porque hablan poco y es fácil de entender, pero hay que saber. Lo bueno es que también aprovecho para practicar un poco en plan Listening.

Y el mindfulness llegó a mi vida

A mí me ayuda a parar, a aliviar las tensiones, a querer más y a liberar un poco la mente y bajar revoluciones. Y así a lo largo del día, en los peores momentos, puedo visualizar volver a mi cielo azul.

Las compras que ilusionan de la vuelta del verano

Las compras que ilusionan de la vuelta del verano
Este año nuevo al frente que no sabemos lo que nos a va a deparar, lo hemos llamado en zubi el año del surf, porque venga lo que venga nos va a tocar surfear la ola si queremos llegar a la playa, grandes olas, olas pequeñas, y hasta olas planas, pero siempre en pié ... leer más

Mi maleta (armario) de verano 2020

Mi maleta (armario) de verano 2020
Este año la parte de hacer la maleta se ha convertido en mi armario ideal de verano. Las vacaciones de este año van a ser diferentes, en vez de largas y lejanas, vamos a ir viendo cómo van las cosas y a disfrutar de lo que no pudimos durante tantos meses, de Madrid! Al ... leer más

A sudar el jamón

A sudar el jamón
Si algo me ha cambiado de verdad la vida en los últimos años ha sido hacer deporte, más bien meter el deporte en mi día a día, no hacerlo como algo extra si no como algo que hago igual que comer, porque lo necesito. Una parte básica para mi tenía que ver con cómo ... leer más

Dancing With Myself Playlist

Dancing With Myself Playlist
Estos meses pasados han conseguido, que al menos para mi, mi casa sea mi castillo. Antes sólo pensaba en las zonas como estancas, aquí se come, aquí se duerme, aquí se estudia… pero 70 días de confinamiento me han dejado una casa que tiene zona de baile, de ejercicios, de lectura, varios sitios para ... leer más