Esos trucos de yoga que he descubierto (o deducido) por el camino

Esos trucos de yoga que he descubierto (o deducido) por el camino

 

Como muchos principiantes de yoga, la primera vez que me planté delante de un mat no sabía ni que lado era el bueno, y nadie me explicó nada durante los siguientes 75 minutos en los que pensé que podía morir. No suele haber clases de iniciación, el yoga se aprende por las malas, a base de práctica y fe!

En nuestra clase del otro día intentamos romper esa barrera gracias a Mer de la Rosa de Zentro Urban Yoga, con una clase pausada y explicada de Vinyasa, y por el resultado fue un éxito. Hay muchas disciplinas de yoga, mis favoritas de las que he probado son Vinyasa y Ashtanga, y es de las que voy a hablar aquí.

Aún así hay cosas que merece la pena explicar ya que la gente no suele darse cuenta de ellas hasta que llevan un tiempo y piensas… ¿Porqué nadie me lo dijo?

El material en el sala:

  • El mat tiene 2 caras, y se suelen notar, hay una más rugosa que va cara al suelo y la otra hacia ti. Los mat se enrollan con la cara buena hacia fuera. Por si hay dudas finales, la marca suele estar en la cara que se ve, la superior. Los mat se diferencian en su grosor, pueden ser de 3mm, 4mm, 5mm o los de viaje que son aún más finos. Si te parece poco, pon uno encima de otro, no es raro, ya lo quitarás cuando avances. El dibujo de los mats es importante, te puede marcar la línea media y te sirve para colocarte o los hay con un dibujo que te indica como colocar pies y manos en perro boca abajo por ejemplo, son muy útiles!
  • El bloque / ladrillo que siempre está en medio es tremendamente útil! Para las poco flexibles es fantástico para sentarnos encima cuando cruzamos las piernas como un indio. También es bueno tenerlo siempre cerca cuando no llegas al suelo, como es mi caso, en las posturas de equilibrio.
  • La cinta que también suele estar cerca es también para las que no llegamos a los pies y tenemos que agarrarnos de las pantorrillas, en este caso la pasas por la planta del pié y te vas acercando con cada respiración.
  • La manta es otro elemento que da un poco de sorpresa, y se usa para muchas cosas, desde apoyar rodillas o sentarnos encima, a taparnos en la relajación final o savasana para no quedarnos helados tras la práctica.
  • La toalla, eso no te lo dan en las clases, es algo personal que llevas contigo. ¿Qué toalla? Pues mide más o menos lo mismo que el mat y se coloca encima para que cuando sudes como un pollo no te resbales. A partir de 45 min de clase, mis manos empiezan a resbalar por el mat, y la toalla lo evita. Esto ya es de pro.

 

Esos trucos de yoga que he descubierto (o deducido) por el camino

 

Respecto a otras cosas:

  • En yoga se respira por la nariz, pero es una respiración que un día me explicaron que era como de Dart Vader, el aire entra y al salir rasca la garganta. Las primeras veces que oí eso a mi lado pensaba que estaban a punto de morir y sólo a medio metro de mi.
  • Cuando hablan de juntar los pies, se refieren normalmente a juntar los dedos gordos y separar un poco los talones, como de niños pequeños.
  • Todo el cuerpo está activo, todo! También las manos cuando se apoyan en el suelo, hay que abrir mucho los dedos y empujar, no vale sólo apoyar. Esto cuenta para todas las posturas, subir los brazos, levantar la pierna… todos los músculos deben estar en tensión.
  • Cada uno lleva su nivel, y hay que concentrarse, no se debe mirar hacia los lados a los compañeros, una parte fundamental es centrarse en uno mismo. Tampoco se debe hablar, ni comentar, ni reir en clase. De móbiles ya no os hablo!
  • Unas mallas, un sujetador (si eres chica) y una camiseta es suficiente, mejor sin calcetines para tener más tracción.
  • En las clases siempre hay que entrar descalzos, los zapatos se dejan en la entrada y nadie los va a robar, tranquilos.
  • Lo de botella de agua, a mi jamás me ha dado tiempo a beber ni lo he necesitado, eso sí al salir me bebo un gran vaso. Tengo un profesor que no deja entrar con agua, al final ocupa espacio, la puedes tirar, desconcentrarte… mejor evitarlo.
  • Es normal que las clases estén muy llenas, en USA normalmente sólo hay espacio para tu mat y tu encima, en España hay más hueco pero cada vez se llenan más, así que si te gusta un sitio en especial de la clase, llega un poco antes y colócate con tiempo.
  • Al principio y al final recoges tu mat y tus cosas y los devuelves a su sitio, nadie va a venir a hacerlo por ti.

Creo que estas son más o menos las dudas que me asaltaron en mis primeras clases y que poco a poco fui descubriendo, y que sabiendo hubiera al menos ido más tranquila.

¿Me he olvidado de algo? ¿A alguien más le ha pasado lo mismo que a mi?

 

Os dejo enlaces a unos productos de Casall que salen en las fotos que son de Lucía Marcano

Related Products

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Accept our Privacy policy

  1. Ana

    Interesante post Mer!
    Ya llevo un tiempo practicando yoga y siempre he enrollado el mat al revés! Esta vez no me pude apuntar a vuestra clase especial por estar de viaje, espero que os animéis a repetirla 😊
    Besote,
    Ana

    • Mercedes Zubizarreta

      Pero entonces cuando lo desenrollas se te quedan las esquinas hacia arriba! Yo realmente esto lo he sacado de mis problemas de tropiezos con los mats. Lo suyo es que vayan metidos en un su propia bolsa y así no se mancha con otras cosas. Seguro que repetimos porque nos encanta.